lunes, 12 de marzo de 2012

Bizcocho de mandarina

Esta es la historia de unas mandarinas que languidecían en un frutero...
Hasta que pensé que podría aprovecharlas en un bizcocho. 
  
Una receta muy sencilla  y que impregna la cocina de un olor maravilloso.

Ingredientes
3 mandarinas de piel fina
2 huevos grandes
250 gr. de azúcar (yo uso azúcar moreno)
220 gr de harina
100 ml. de aceite de girasol
1 cucharada de azúcar avainillado
Medio sobre de levadura Royal (impulsor)

Precalentamos el horno a 180 grados, calor arriba y abajo.

Encamisamos* dos moldes redondos de 18 cm (se engrasan con mantequilla y se espolvorean con harina hasta que toda la superficie queda cubierta de una finísima capa de harina) o uno sólo, de diámetro mayor.

Trituramos las mandarinas con piel en un bol grande con una batidora de brazo hasta que consigamos un puré. Añadimos los huevos, el azúcar y el azúcar avainillado* (recomiendo dejar dos o tres vainas de  vainilla en un bote hermético con azúcar y no hemos de volver a comprarlo en la tienda). Batimos con una batidora de varillas. A continuación añadimos el aceite y volvemos a batir hasta que quede bien integrado en la masa. Tamizamos la harina junto con el impulsor con un colador grande de cocina y la añadimos en dos o tres veces, mezclando suavemente  con una lengua de repostería, realizando movimientos envolventes de abajo a arriba

Introducimos en el horno durante 30 minutos.

Al sacarlos del horno, dejaremos los bizcochos en sus moldes durante tres o cuatro minutos y luego los colocaremos sobre una rejilla para que terminen de enfriarse.

Al tener dos bizcochos, uno lo podemos espolvorear con azúcar impalpable y comerlo en el desayuno y el otro, cubrirlo de cobertura de chocolate negro y disfrutarlo en la merienda con los amigos. Con azúcar glass está muy rico, con chocolate negro pasa a un estadio superior.

Una receta muy  económica, sostenible (por el reciclaje de la fruta que de otra manera, nadie se comería ya) y además gusta a mayores y pequeños. ¿Qué más se puede pedir?




10 comentarios:

  1. Sí, con el móvil (es cutre, lo se). Tengo un par de amigos que me van a dar un par de clases para que pueda usar la réflex que sólo se disparar en automático. Si quieres ver fotos increibles, mírate los blogs de food & cook, Mowielicious o Cannella et Vanille. Cuando sea mayor quiero hacer fotos como ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, vaya fotos, se nota que es una reflex. Yo tuve una rusa, totalmente manual, analógica, claro; de hecho no era rusa sino soviética, de las olimpiadas de Moscú en 1980. La hecho de menos, pero sin el rollo digital no podríamos hacer estas entradas, je, je.

      Eliminar
  2. Gracias a Nuria por decirme que había olvidado poner la cantidad de harina. ¡Qué olvido! Ya está corregido. Una abraçada Núria.

    ResponderEliminar
  3. Si las fotos te quedan muy bien!! No necesitas ninguna reflex, además, las reflex son masculinas, para machos cazadores.

    ResponderEliminar
  4. Ja, ja...me ha hecho mucha gracia lo de los machos cazadores, Pep. Es que yo quiero hacer unas fotos preciosísimas y para eso lo mejor es la Réflex. Y aprender a usarla.

    ResponderEliminar
  5. pues sí, es una buena manera de reciclar las mandarinas que se me pierden en el frutero... ;) te cuento cuando la haga ;)

    ResponderEliminar
  6. Pero hay cosas que las mujeres no debería tocar, como una reflex, es demasiado parecida a un arma de caza, se carga, se apunta bien, y se dispara, es trabajo de francotirador, y que yo sepa no hay francotiradoras ni en las series americanas. Tu móvil hace unas fotos de pm, ya lo quisiera para mí. Es que eras muy puntillosa.

    ResponderEliminar
  7. Prueba superada... Lo hice hace dos días y quedó riquísimo, aunque no me "subió" tanto, pero todo se andará.... Y como estoy lanzada en esto de la cocina hoy como no tenía más mandarías ni naranjas lo he hecho con fresas :O

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué buena idea hacerlo con fresas! Lo probaré.
    Quizás no te ha subido mucho por el tamaño del molde. Yo lo hice ayer con uno de 24 y quedó más bajito. De todos modos estos bizcochos con frutas en puré no suben tanto.

    ResponderEliminar