viernes, 30 de marzo de 2012

Canelones de espinacas y mató

El mató es un queso típico de Cataluña.  Similar, salvando las distancias, a la ricotta. Tiene un sabor muy suave y aunque solemos comerlo como postre (acompañado sobre todo por miel) también nos puede servir como rellenoen unos canelones de espinacas como éstos.

Ingredientes para 12 canelones

400 gr de espinacas hervidas y muy bien escurridas
1 paquete de placas de canelón
Piñones y pasas al gusto
2 lonchas de jamón de york picadas  muy pequeño (opcional)
200 gr de mató o ricotta (o requesón)
Sal y pimienta
Tomate frito (mejor si es casero)
Salsa Bechamel

Se hierven las espinacas en agua con sal y se escurren bien. Como mejor se hace es con las manos.
En una sarten, salteamos las espinacas con un poco de aceite de oliva. Añadimos los piñones y las pasas (que habremos hidratado en un poco de agua tibia) y salpimentamos. Añadimos dos lonchas de jamón de york troceadas (totalmente opcional, se puede hacer igual sin el jamón) y tras dos minutos apagamos el fuego. En ese momento agregamos el mató desmenuzado para que se forme nuestra pasta de relleno.


Colocaremos las placas de canelón sobre un paño, secaremos el exceso de agua  y las rellenaremos.



Iremos colocando los canelones ya enrollados en una fuente apta para el horno que habremos cubierto con una capa de tomate frito.

 
Por último, lo cubriremos todo con una capa de bechamel (ver receta aquí), queso y unos dados de mantequilla y gratinamos al horno unos minutos.

El único inconveniente que le veo a esta receta es que no suele gustar a los niños.  Cuando ven tanto verde suelen ser reacios a probar. Pero no hay que desistir. Algún día lo lograré.






3 comentarios:

  1. Esto es pecado, estamos en cuaresma, toca sólo bacalao... debe estar riquísimo!

    ResponderEliminar
  2. Bueno, pregúntale a quien ya sabes. ¡Ni se acerca! Soy la única fan de las espinacas en casa.

    ResponderEliminar
  3. Pero el bacalao sí que le gusta, eh?, de toda la vida...

    ResponderEliminar