miércoles, 7 de marzo de 2012

Dark Indulgent Chocolate and Walnut Brownies

Otra receta del libro 100 cakes and Bakes, de Mary Barry. Yo he realizado algún cambio sobre la receta original, ya que ella propone utilizar un chocolate con un menor porcentaje de cacao (39%,  el Nestlé Postres con Leche). A mi particularmente me gusta más el Nestlé Postres Negro, pero para que no quede tan amargo el resultado final, reduzco la cantidad de café instantáneo  y la de pepitas de chocolate.

Por supuesto, es algo que está sujeto al gusto de cada uno, así que se trata de encontrar la proporción de cacao,  café y pepitas de chocolate que os guste más.

Una cosa importante a mencionar es que es conveniente dejarlo reposar al menos 12 horas antes de probarlo. Si son algunas más es incluso mejor, aunque no siempre es posible esperar tanto.




Ingredientes

350 gr de chocolate (39% de cacao, Nestlé Postres con Leche ) Yo usé el de 59% de cacao
225 gr de mantequilla
2 cucharaditas de café instantáneo Yo usé solo 1
2 cucharadas de agua caliente 1 cucharada
3 huevos grandes
225 gr de azúcar (caster sugar en la receta original) *
1 cucharadita de extracto/aroma de vainilla
75 gr de harina leudante (bizcochona)
175 gr de nueces troceadas
225 gr de pepitas de chocolate Usé una bolsita con solo 100 gr.



Precalienta el horno a 190 grados/ventilador.  Engrasa con mantequilla una bandeja de 30 X 23 cms y coloca en la base una hoja de papel de hornear.

Rompe el chocolate en trozos y fúndelo lentamente junto con la mantequilla en un bol que colocarás sobre un cazo al fuego con agua, removiendo de vez en cuando. Cuando la mantequilla y el chocolate estén fundidos déjalos enfriar un poco.

Disuelve el café instántaneo en agua caliente.

En otro bol, mezcla el café, los huevos, el azúcar* y el extracto de vainilla. (el caster sugar es un azúcar que se usa mucho en Inglaterra, sobre todo para repostería y que estaría a camino entre el azúcar blanquilla  y el impalpable o azúcar glass) Puedes comprarlo en tiendas especializadas de repostería (lo encontré una vez, carísimo) o hacértelo tu mismo siguiendo los consejos de Sugar Mur  una bloguera que siempre enseña muchos trucos para la repostería y cuyo blog y tienda virtual os recomiendo visitar. Ella propone utilizar un molinillo de café o la Thermomix. Si tenéis Thermomix moléis el azúcar 5 segundos a velocidad 1 y cinco más a velocidad 10.

Si no queréis complicaros la vida, yo ceo que con azúcar blanquilla debe quedar igual de bien.

Añadimos el chocolate/mantequilla fundidos a la mezcla de huevos, azúcar y café (que habremos batido bien, hasta que aumente su volumen en tres veces). A continuación añadiremos la harina con una espátula o lengua, las nueces y las pepitas de chocolate. Una vez hecho esto,  lo podemos poner en nuestro molde engrasado.

Hornear durante 40-45 minutos o hasta que el brownie tenga una cobertura crujiente y un palillo insertado en el centro salga limpio.

Dejaremos enfriar el brownie en el molde y lo cortaremos en aproximádamente 24 trozos. Conservar en un recipiente hermético.

Los que lo han probado me dijeron que el resultado era espectacular. Lo cierto es que las recetas de Mary Berry están muy bien explicadas y son muy claras. No sé si alguna editorial la ha traducido al castellano, pero si os animáis a comprar alguno de sus libros de repostería no os arrepentiréis (y además el léxico repostero al final es siempre igual).

Si alguien se anima a hacerlo, incluyendo sus variaciones, que nos lo cuente.





2 comentarios:

  1. dios! esto es de pecado capital!! con lo que me gusta a mi el browni (choni jejeje)... yo tengo una receta pero voy a probar la tuya en mi siguiente "evento" jejeje

    ResponderEliminar
  2. Cristina, esta receta es imbatible. No es mérito mío, lo cierto es que si sigues los pasos de Mary Berry desde el primero al último sale perfecto. Eso si, el reposo es vital para que el resultado sea espectacular.

    ResponderEliminar