miércoles, 25 de abril de 2012

Galletas decoradas con glasa y fondant

Hace tiempo que estoy preparando esta entrada, porque es un compendio de 3 talleres sobre Decoración de Galletas que  he realizado  en Manenas.

Me gusta mucho hacer galletas caseras, pero normalmente no las decoro, porque se requiere un mínimo de tiempo y tranquilidad para hacerlo, 2 cosas que siempre escasean en una casa con niños pequeños. Eso si,  una buena galleta  vestida con una pequeña decoración en glasa pasa a convertirse en un detalle muy especial.

A pesar de no ser una experta, me comprometí a realizar unas galletas decoradas para una comunión del próximo mes de mayo (intrépida que es una) así que tras un pequeño momento de reflexión posterior, pensé que era imprescindible adquirir un poco de destreza antes. 

Rosa María Escribano (Rosa Mari para sus alumnos), propietaria de Manenas y una de las pocas  instructoras Wilton que hay en España, es la formadora de estos talleres. Es una mujer generosa, de mirada franca, que domina a la perfección el tempo de sus clases. Aunque es evidente que es una persona muy exigente con su trabajo, no pierde nunca  la sonrisa  y  sus talleres son  muy fluidos y provechosos.  Le gusta compartir  lo que sabe y enseñar trucos y consejos para hacer el trabajo más fácil. Además, adopta siempre una actitud  muy receptiva,  ya que como ella misma comenta, se aprende mucho de los alumnos.

En primer lugar,  la receta de galletas que emplea Rosa María y que muy amablemente me permite reproducir aquí tiene una característica muy interesante y es que su masa no lleva huevo, lo que agradecen mucho las personas con intolerancia a este alimento.

Ingredientes
Galletas
500 gr harina
250 gr mantequilla pomada
125 gr azúcar glass tamizado
10 cucharadas soperas de leche

Glasa real
300 gr azúcar glass
1 clara de huevo
unas gotas de zumo de limón

Para la masa de las galletas comenzamos haciendo un volcán sobre la superficie de trabajo con la harina y el azúcar glass. Formamos un volcán y en el centro ponemos la mantequilla y la leche. Uniremos poco a poco los ingredientes con los dedos hasta que consigamos una pasta homogénea. No amasaremos demasiado, lo justo para integrar bien todos los ingredientes ya que no nos interesa obtener una masa elástica. Podemos formar una bola  y dejarla reposar mínimo un hora en el frigorífico o estirarla primero entre dos hojas de papel de horno LISO -sin relieves- dejar reposar la masa ya estirada  y cortar después. Ultimamente lo hago de la segunda manera.

Una buena medida de galleta son 5mm. Es importante que las galletas tengan el mismo grosor para que el tiempo de horneado las cueza todas por igual. Si no tenemos rodillo y hemos de comprar uno  existe uno muy práctico ajustable. Si ya tenemos uno y no queremos comprar otro trasto más, podemos utilizar unos palillos gruesos cuadrados (de comer fideos chinos) como guías y pasar el rodillo sobre éstos. De esta manera el grosor  de la masa será el mismo independientemente de la presión que hagamos.

Precalentamos el horno a 180, horneamos unos 12 minutos (en mi horno son 15-16, dependiendo del tamaño de la galleta), hasta que veamos que los bordes de las galletas empiezan a dorarse, sacamos del horno la bandeja, las dejamos templar unos 5 minutos y con mucho cuidado pasamos las galletas a una rejilla. Estarán todavía un poco blandas. Se endurecen al enfriar. Si queremos decorarlas esperaremos al menos unas horas para que estén bien frías. De un día para otro es lo mejor (aunque yo siempre deocro el mismo día, habiendo dejado transcurrir unas horas, eso sí). Las guardaremos en una caja metálica o un tupper para que no cojan humedad y no se reblandezcan.

Sobre la glasa, hay un tutorial en Internet sobre delineado y relleno de galletas decoradas   que me parece tan completo y bien detallado  que creo que lo mejor que puedo hacer es poner el enlace aquí para quien esté interesado en el proceso de la "a" a la "z".  Lo ha escrito Bea de El rincón de Bea y me parece un resumen excelente.

Sólo comentar que para hacer  la glasa podemos utilizar  clara de huevo normal, pasteurizada (se encuentra en muchos suermercados) o unos preparados de la marca FunCakes que encontré en Manenas, a las que solo hay que añadir agua y que contienen azúcar, sirope de glucosa, clara de huevo en polvo y ácido cítrico.

Una muestra de lo que hice en el curso.  Hay galletas decoradas con glasa y  fondant.


Complementos

Naturaleza

La primera galleta que decoramos

Carolina, en honor a mi amiga Carol.

Glasa y fondant

Glasa, glasa sobre stencil y fondant

Vestido de novia decorado con fondant

Galleta decorada con fondant

Galletas para celebraciones


Qué difícil es hacer flores con fondant

Y fueron amigas por muchos años...

Lo mejor de todo es que luego te las puedes comer.
Yo he decidido indultar a Carolina. Para eso somos amigas desde hace más de 30 años.

10 comentarios:

  1. Me han encantadado tus galletas de glasa.

    Voy a probar tu receta de galletas a ver que tal. Sabes si se puede hacer con la themo?

    Besitos.

    elarbolconfundido.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que no habrá ningún problema. Le leche le da la humedad en lugar del huevo. Aunque es cierto que se amasa a mano tan rápido y es tan relajante, que a veces no vale la pena usar la Thermo (solo por la masa que se te queda en las cuchillas). Si la hago con la thermo te digo. Y al revés.

    ResponderEliminar
  3. Qué pinta, y qué pena da comérselas!
    Son preciosas y deben estar deliciosas.
    Si algún día me decido con las galletas, probaré estas.
    Besitos
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La receta de la masa está probadísima por Rosa Mari y sale siempre bien. El día que quieras lanzarte con la glasa coloco a los peques un par de horas y nos ponemos a ello.

      Eliminar
  4. Es que dan ganas de indultarlas a todas... Los complementos muy monos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alejandra, se me pasó contestarte. Están casi todas indultadas je, je...Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  5. Hola Reina. Triunfaron las galletas de comunión de Gala. El problema es que entre que repartes y comes (Gala se parece al monstruo de las galletas) no queda nada :D. Bueno, Sí! unas fotos que hemos hecho con el envoltorio y sin para que quede huella para siempre.
    Moltes gràcies Tieta!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario se fue a la carpeta de spam por mucho tiempo. Lo encontré. Lo publiqué, pero no te había contestado. Efectivamente, vaya par de glotonas ja, ja...

      Eliminar
  6. Muchisimas gracias por tu receta , sencilla y muy rica . A mi me quedaron geniales .un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste. Como ya habrás leído, la receta no es mía, sino de Rosa Mari Escribano (la propietaria de Manenas e instructora Wilton). La verdad es que desde que se la he pasado a mis amigas, todas han adoptado su receta. Buenísima y 100% segura si dejas la masa estirada en la nevera un par o tres de días (porque no lleva huevo). crudo.

      Eliminar