martes, 17 de abril de 2012

Tarta de chocolate y crema de queso

A María no le gustan los pasteles muy dulces. María es mi mejor "clienta" ( truequeamos  tartas por  asesoramiento profesional) así que con sus encargos intento no pasarme nunca con el azúcar en las cremas. Entre otras cosas, a las dos nos gustan los pasteles muy naturales,  así que es siempre un placer preparar algo para ella y su familia.

Hoy he hecho una pequeña tarta para su hija. La consigna era chocolate y algo rosa, así que he preparado un bizcocho de chocolate y una crema de queso teñida con mermelada de moras (hubiera sido más fácil y acertado -por el color- hacerlo con mermelada de fresas, pero a la homenajeada no le gustan,  así que con moras la crema de queso ha adquirido  un tono rosa pálido,  casi violeta, pero no ha habido quejas.

Como mi idea era demasiado sobria para un niña pequeña, he hecho unas letras en fondant para decorar un poco y darle un aire infantil. A mi no me gusta nada el fondant (para comerlo, para jugar con él y decorar pasteles y galletas con algunos detalles me parece muy divertido) así que le he dicho a María que las letras y el número eran comestibles, pero que yo no se lo aconsejaba...No se si los peques le habrán hecho caso.

Ingredientes para el bizcocho
6 huevos
180 gr de azúcar moreno
150 gr de harina leudante (Bizcochona)
30 gr de cacao puro sin azúcar

Ingredientes para la crema de queso
300 gr de queso crema para untar
100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
1/2 bote de mermelada de moras
100 gr de queso mascarpone
4 cucharadas de azúcar glass
50 gr de nata líquida

Precalentamos el horno a 180 grados, calor arriba y abajo. Engrasamos (si son de silicona) o encamisamos (si son metálicos) dos moldes de 18 cm.

Batimos los huevos con unas varillas y añadimos poco a poco el azúcar hasta que la mezcla triplique su volumen y notemos como el color se aclara y la textura se vuelve más cremosa y menos líquida. Pueden ser de 4 a 5 minutos más o menos.

En un bol tendremos preparada la harina mezclada con el cacao. Colocamos un colador grande de cocina (a modo de tamiz) sobre la mezcla de huevos y azúcar y agregamos la harina y el cacao. Al tamizar conseguimos incorporar más aire y detectar pequeños grumos. Integramos en la masa en dos o tres veces con la ayuda de una lengua de repostería, siempre con movimientos envolventes, de abajo a arriba.

Ponemos la masa en los moldes y los tendremos en el horno unos 25 minutos o hasta que al pinchar con un palillo en el centro de la masa éste salga limpio.

Siempre que vayamos a realizar una tarta lo ideal es poder  preparar el bizcocho dos días antes del evento. Si vamos a celebrar el cumpleaños un domingo, haremos el bizcocho el viernes por la noche, decoraremos  el sábado  y mantendremos la tarta ya finalizada en la nevera hasta unos 15 minutos antes de la fiesta. 
Por un lado,  el reposo siempre sienta bien a la masa. Si la hemos aromatizado con ralladura de naranja o limón, canela etc los aromas estarán más presentes. Por otro lado, las horas transcurridas le ayudan a compactarse, lo que será muy útil cuando tengamos que cortarla y decorarla. 

Para decorar los bizcochos cortaremos la parte superior de ambos con un cuchillo de sierra hasta que queden bien lisos.  Cortamos entonces cada bizcocho por la mitad y desechamos una base (ahora tenemos 4) ya que en este caso queremos sólo tres pisos. Mojamos cada capa con un almíbar a base  de agua,  azúcar y una cucharada de mermelada de moras (normalmente la misma cantidad de agua y azúcar, excepto si añadimos fruta triturada o mermelada, en este caso reducimos la cantidad de azúcar a un poco más de la mitad). Con una manga pastelera rizada rellenamos cada piso con la crema.

Para hacer la crema, mezclamos con unas varillas el queso, la mantequilla a temperatura  ambiente, la nata, el mascarpone, el azúcar glass y la mermelada (en este caso hay que pasarla antes por un chino para quitar las pepitas que resultan muy desagradables si se encuentran en la crema).

Montamos los pisos y decoramos a nuestro gusto (yo utilicé un poco de cobertura de chocolate negro y chocolate blanco rallado).

Una tarta sencilla que se puede hacer en casa sin problemas.










14 comentarios:

  1. Es monísima y tiene una pinta!!! que a estas horas de la mañana me comía un pedacito.

    Enhorabuena, la presentación es súper chula!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marta. La verdad es que estaba muy rica (esta vez sí la pude probar). Me sobró un piso de bizcocho, así que lo bañé de almíbar y con la manga lo decoré- Tenía una sola capa, pero estaba mmmmm

      Eliminar
  2. venga! a cuidar los michelines!!! esto no se hace nena!!!! jajajaja....
    Me encanta la decoración, sencilla, nada recargada y bueno, ese truquillo de mermelada de moras, que da sabor y encima colorea el fondant, me ha gustado mucho... prometo enviarte una mermelada de mi suegro, de moras, y entonces ya la tarta será espectacular y más natural imposible ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El fondant lo he coloreado con colorante en pasta del que venden en las tiendas de productos para repostería. Con una gota tiñes muchísimo. Mojas un palillo y si te hace falta más usas otro para no contaminar el tinte. La mermelada te sirve para teñir cremas de queso crema tipo Philadelphia o San Millán (por no hacerle la promo a uno), de mascarpone...pero el fondant no, así que entre el gusto que tiene y los colorantes yo no lo como nunca :0)

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Estava mirant ara mateix les estadístiques del blog i veia una visita des de la teva web així que ja sabia que estaves per aquí je, je...

      Eliminar
    2. Pues claro, què pensaves. Preparat, perquè hem fet un vídeo d'una recepta de cuina, i te l'enviaré.

      Eliminar
    3. Sí,sí. Envia-me-la i la penjaré.

      Eliminar
  4. Que buena pinta tiene, ahora mismo me comía un trocito. Yo tengo una pregunta (ya sabes lo preguntona que soy), eso de la harina leudante que es, es harina que ya lleva la levadura?, podría ser eso que venden como "harina para bizcochos",o se puede usar harina normal y añadir tú la levadura?. Es que a lo mejor con la tarta no me atrevo, pero con el bizcocho de chocolate "mondo y lirondo" sí...
    Besetes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sara, la harina leudante ya lleva levadura, la que yo conozco es de la marca bizcochona. Seguro que se puede poner Royal con harina normal, pero no se decirte si una cucuharadita o dos. Lo que ocurre de especial con este bizcocho es que al llevar cacao puro (yo uso el de la marca Valor) disminuyes en harina los gramos que añades en cacao y no se si con el cacao la levadura se comporta igual. No se, yo te diría que un par de cucharaditas de café y sobre todo que batas muy bien los huevos con el azúcar (es casi el paso más importante). Si no te quieres complicar la vida con la crema, compra mascarpone, le añades unas cucharadas de mermelada de fresa y rectifica el punto de dulce que quieras con azúcar glass y cúbrelo por encima. Pero vaya, que yo creo que ya podrías atreverte a cortarlo, bañarlo con un poco de almíbar y rellenar por el centro con una espátula (si no tienes manga) ¿no? :0)

      Eliminar
    2. Sí claro y a montar mi propia pastelería también podría atreverme.... después de hacer un par de bizcochos que he hecho, je,je..
      Cuando lo haga buscaré la harina que dices, que tengo El Corte al lado y así más fácil.Gracias.

      Eliminar
    3. ¡Con lo valiente que tu eres para todo!
      Ya sabes que el futuro está en el autoempleo. Eso, o emigrar...

      Eliminar
  5. Gracias Alejandra.
    Viniendo de ti, ese comentario me llega especialmente.

    ResponderEliminar