miércoles, 2 de mayo de 2012

Pudding de piña de Olga

Olga es una de mis compañeras de parque y tobogán.

El otro día me comentó que iba a hacer una receta con piña buenísima  y no tardé más de un segundo y medio en pedírsela. La hice al cabo de dos días y el resultado a mi me parece de diez, porque siendo un postre sencillísimo de hacer el resultado es espectacular. 

Es un pudding muy fresco, que ahora que empieza el buen tiempo, vais a preparar más de una vez. 

Para quien dude (del buen tiempo) una instantánea de la playa de Badalona de este mediodía.



Ingredientes

1 bote de piña en almíbar grande, unos 800 gr (escurrido)
150 gr de pan de molde
225 gr de azúcar
225 gr de mantequilla fundida
6 huevos

Pintamos el molde con mantequilla y azúcar.

Mezclamos bien todos los ingredientes en un bol con la ayuda de un minipímer hasta obtener una pasta uniforme.

Horno a 180 grados (arriba y abajo) unos 50 minutos si el molde es bajo  y ancho. Si utilizamos un molde más alto tardará un poco más en cocerse (el mío tardó unos 70 minutos). Pinchamos con el palillo en el centro y si sale limpio, ya está.

Dejaremos enfriar unos minutos en el molde y luego lo pasamos con cuidado a una rejilla. Una vez frío lo guardamos en la nevera. tiene una consistencia parecida al pastel de queso. Muy suave.

Olga lo decora con kiwi a láminas. Se puede hacer lo mismo con fresas, plátano, una combinación de los tres...Es un postre muy fresco y la fruta le va perfecta.

Yo no tenía ni kiwi, ni fresas, ni plátanos (desastre) así que lo decoré con dos cucharadas colmadas de queso mascarpone, dos cucharadas de coco rallado y unos 30 cl de nata líquida para darle una consistencia más cremosa.

Y ya está. Hemos terminado. No tiene ninguna complicación.  Admite múltiples variantes en la presentación y la decoración, es fácil de hacer, económico...¡lo tiene todo!

¡Gracias a Olga por esta fantástica receta!





15 comentarios:

  1. Eso tiene una pinta estupenda
    No tendrías fruta para decorar pero con el mascarpone tiene una presentación exquisita.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Marta.
    Aunque con algo de fruta en vez de mascarpone me hubiera sentido menos ¿gorda? ja, ja...

    ResponderEliminar
  3. Qué bueno! A ver si me animo, a mi marido seguro que le encanta, este tipo de postres le chiflan!
    Gracias.
    Por cierto, privilegiada, qué foto más bonita de la playa.
    Besitos
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate que es éxito seguro.
      Es cierto que la playa estaba espectacular. Y eso que no tenía una buena cámara. Parecía un día de pleno verano. Daban ganas de bañarse...

      Eliminar
  4. Este finde lo hago.... Lo único es que he visto que tengo una lata de piña que en escurrido son 350gr., si la hago con ésta y los demás ingredientes a la mitad me saldrá muy pequeño?, es que el tuyo me parece muy grande, no?.
    Yo de momento lo adornaré con fruta, ya sabes, para mí lo que es para "tontas".
    Gracias

    ResponderEliminar
  5. De tonta nada, mucho más rico y saludable con fruta.
    Yo creo que puedes reducir a la mitad sin problemas. Eso si, controla el tiempo de cocción que será algo menor y no uses un molde muy grande (16-18 cms) porque sino te quedará extraplano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok. El que me compré el otro día en Ikea es de 22, todavía es grande? si no me iré a los chinicos y me compraré uno alargado que no sea muy grande.

      Eliminar
    2. Animaos a hacerlo sale tan rico como parece, lo hice el sábado para comerlo el domingo y estaba muy muy bueno. Utilicé un molde de aluminio alargado de "usar y tirar" con la mitad de los ingredientes y sale para cuatro personas con una ración "generosa". Ah! yo lo decoré con plátano y fresas y azucar glas por encima.
      Gracias por la receta, merece la pena y quedas de maravilla.

      Eliminar
    3. Sara, me alegro de que saliera rico (es una receta de sí o sí, no falla). Perdona que no te dijera nada sobre el tipo de molde, pero con la mitad de ingrdientes el que escogiste es perfecto.

      Estas recetas hacen que uno le pierda el miedo definitivamente al horno. Todavía no he encontrado a Olga para decirle lo mucho que gusta. Se pondrá muy contenta.

      Eliminar
  6. Jo que con la dieta no me podeis poner estas recetas tan fáciles jajajaja muchas gracias porque tiene una pinta buenisima y ademas es fácil de hacer así que pronto lo pruebo, que esta tarde hemos echo un bizcocho con coco y nueces, para que mañana se lleve un trozo de almuerzo al cole, ya te dire como nos sale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este año os boicoteo la operación bikini 2.012 a todas ja, ja...

      Eliminar
    2. Lo hice con algún cambio que otro. La piña era en su jugo, ya que no hubo manera de encontrarla en almíbar, y con la mitad de los ingredientes.
      Como no tengo paciencia, no esperé que se enfriara para desmoldarlo, y se me rompió (ya me pasó con la tarta de manzana de la abuela Jones).
      El aspecto, lógicamente, no valía mucho, pero de sabor estaba buenísimo. La textura es ideal y sin necesidad de decorarlo ni nada, así, sólo, nos encantó.
      Gracias Juliette.

      Eliminar
    3. Bueno Ana, la próxima vez dale un poco de tiempo para desmoldar, en la rejilla y de nevera. la paciencia es simpre una virtud y en estos casos más ja, ja...me alegro de que gustara tanto.

      Eliminar
  7. por cierto, mi marido me sugirió ponerle caramelo líquido por encima. La próxima vez que lo haga lo pruebo y te cuento....

    ResponderEliminar