jueves, 11 de octubre de 2012

Dark Chocolate Chips Cookies





Esta receta (que he modificado) la he encontrado en el libro Les cookies de Laura Todd

He seguido al pié de la letra las instrucciones en cuanto a los ingredientes, hasta el punto de que llevaba varios días sin decidirme a hacerla porque en el libro original (de una editorial francesa) la harina que se usa para todas las galletas del libro es la T65   y hasta que no he tenido claro a qué tipo de harina equivalía no he querido hacerla (si usas una  por otra y la receta sale mal  siempre te queda la duda de si ha sido por ese motivo).

Tras varias búsquedas en diferentes blogs y foros de repostería , por fin di con un blog que explicaba perfectamente la clasificación de los tipos de harina, sus usos y su código de equivalencia entre, en este caso,  Francia y España.

La autora del artículo sobre los tipos de harina, que data de2.010, tiene un blog llamado Alcoiama. Esta es la entrada en cuestión y desde aquí le mando mi agradecimiento más sincero por un trabajo tan exhaustivo y útil. Según ella, una harina T65 sería el equivalente a una harina de semi-fuerza (entraría en la clasificación de harinas de fuerza, pero su contenido proteínico es el más bajo, 10 gr por 100 gr harina. Es la nueva harina de trigo para repostería que comercializa la marca Gallo y aunque en el paquete pone harina de fuerza, no es aconsejable para hacer pan. En el blog de Alcoiama lo explica perfectamente )

Con estas cantidades salen unas 50 cookies de tamaño medio

Ingredientes
350 gr de azúcar de caña (moreno)
250 gr de mantequilla
1 huevo
375 gr de harina T65 o semi-fuerza
1 cucharadita de café de vainilla en polvo
1 pizca de sal
1/2 sobre de levadura (impulsor)
300 gr de pepitas de chocolate negro

El libro comienza la receta diciendo que precalentemos el horno a 140 grados (termostato 4-5). Pues bien, no seré yo quien ponga en duda la sabiduría de los que han escrito el libro con las recetas de la señora Todd, pero con el horno a esta temperatura  a mi no me ha funcionado. Es cierto que he comenzado haciendo unas cookies con pepitas de chocolate blando y posiblemente parte del decepcionante resultado haya tenido que ver con este hecho (el chocolate blanco tiene una proporción de manteca de cacaco muy grande -grasa-)  el caso es que para las de chocolate negro no me he querido arriesgar a otro desastre y he precalentado  el horno a 190 grados (como aconsejan en casi todas las recetas de cookies que he consultado) y así lo he dejado. Y han quedado muy bien (o eso han dicho desde el departamento de control de calidad, concretamente mi amiga Eva).

Mezclamos la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar con ayuda de un batidor de varillas. A continuación añadimos el huevo y seguimos batiendo hasta que estén todos los ingredientes perfectamente mezclados. 

Por otro lado mezclamos la harina, la sal, la vainilla y las pepitas de chocolate. A continuación, añadimos esta mezcla en dos o tres veces a la mezcla precedente (mantequilla+azúcar+huevo) hasta conseguir una masa homogénea.

Esta masa no necesita enfriar en la nevera. Para ayudarnos a hacer las cookies lo más práctico es usar una cuchara para bolas de helado, de las que tienen sistema expulsor accionado desde el mango (esta descripción la he copiado de una tienda on-line de artilugios de cocina porque no sabía como describirla). Llenaremos la cuchara  hasta la mitad  porque si la llenamos del todo obtenemos una galleta de tamaño gigante.

Colocaremos las bolas de masa sobre una bandeja de horno cubierta con papel especial de hornear o un tapete de silicona. Aplastaremos un poco las galletas con los dedos y al horno.

El tiempo de horneado es de unos 11-12 minutos. No más.

Al sacar la bandeja del horno las galletas siguen muy blandas. Debemos dejarlas reposar unos 5 minutos en la bandeja antes de transferirlas a una rejilla, de lo contrario se romperían.

Según el libro, la misma receta puede hacerse con pepitas de chocolate blanco (no lo veo claro) y de chocolate con leche (seguramente más apreciadas por los niños que las de chocolate negro).

El resultado es espectacular. La galleta resulta muy crujiente  pero con un punto esponjoso en el interior.

Receta muy recomendable para hacer con niños en tardes de domingo (podemos dividir la masa por dos y hacer la mitad con pepitas de chocolate negro y la otra mitad con chocolate con leche).

Si alguien se anima a hacerlas (ejem, ¿Nuria? ¿Sara?) que comenten el resultado.



3 comentarios:

  1. Bien! mis plegarias han sido atendidas, la receta de cookies que tanto pedía.... aunque durante la espera te fui infiel con la receta de otra amiga blogera, así que ahora a probar esta otra. Merci.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pasa nada mujer, ja, ja...cada receta tiene sus particularidades, pequeños matices que hacen que el sabor, o la consistencia, o la presentación sea diferente. Tú prueba las dos y luego haz la que más te guste, que la repostería y la cocina son cosas que deben adaptarse a tus gustos y no al contrario.

      Te confieso que mi no me gusta nada el chocolate negro. Me comí la mitad de una para probar como habían salido, pero hoy me llevo la caja enterita a la salida del cole para que unas cuantas expertas en "control de calidad" den buena cuenta de ellas :0)

      Eliminar
  2. Como no lo lleves a un colegio inglés...

    ResponderEliminar