miércoles, 3 de octubre de 2012

Mi primera tarta de fondant






No soy una apasionada  del fondant. No obstante, estoy muy orgullosa de mi primer intento.

Como tengo un alma un tanto contradictoria, y si un amigo me pide una tarta hecha con fondant no puedo decirle que no es mi repostería favorita,  estoy haciendo cursos para aprender la técnica de trabajo del fondant (en Manenas) En concreto, es uno de los 4 cursos Wilton que Rosa Mari enseña. Que van desde la decoración de tartas con manga pastelera y boquillas al modelado de flores en Sugar Paste (pasta de azúcar).

Mi opinión sobre el fondant es totalmente personal y subjetiva, y hoy en día bastante a contracorriente ya que este tipo de tartas hacen furor. Lo que que ocurre es que para mi el fondant tiene pros y contras, y evaluando unos y otros, los contras me pesan más.

Pros:
-Permite unos acabados muy limpios y elegantes
-En tartas infantiles te permite crear el diseño que quieras, con todo lujo de detalles (combinado con la pasta  de azúcar para el modelado de figuras).
-Los resultados visuales son espectaculares

Contras:
-Limita, bastante, para mi gusto,  el relleno de la tarta. Al no poder guardarse en nevera (por la condensación del agua, humedad etc), los únicos ingredientes que pueden usarse para rellenar una tarta son aquellos que pueden mantenerse a temperatura ambiente. Véase mermeladas, siropes, crema de chocolate (Nutella o Nocilla), dulce de leche etc 

-El sabor del fondant es bastante particular. Muy dulce. Te gusta o no te gusta nada. Mucha gente lo aparta a la hora de comer la tarta (al menos en Europa), por lo que en algunos casos tiene una función puramente decorativa. A mi me enseñaron en el colegio que la comida del plato se acaba, así que ver como los comensales dejan un tercio de la tarta en el plato no es algo que me guste je, je...

No obstante he de decir que es muy divertido trabajarlo y lo he pasado muy bien en el curso. Y si pensamos en cumpleaños infantiles, mi experiencia es que a los niños les gusta más admirar la tarta y soplar las velas que comerla (la mayoría de veces están tan concentrados jugando que ni la tocan o simplemente  prueban dos cucharadas) así que  si lleva  un relleno más elaborado, cremoso o refinado es algo que a los niños les da bastante igual.

Los lazos de la tarta los hicimos la semana anterior y los guardamos para la parte final de la decoración en la segunda clase. Se me despegaron un poco en el traslado a casa. Además de hubo quien metió la mano y desmontó la mitad ( no voy a dar nombres, pero eran dos sujetos menores de edad) así que aunque intenté recomponerla para las fotos el resultado es un poco extraño...

El bizcocho es una genovesa. El molde que usé es de 20 cm de diámetro. Los ingredientes son 6 huevos, 180 gr de azúcar y 180 gr de harina (la regla es contar 30 gr de ambos ingredientes sólidos por huevo).

El relleno es de crema de chocolate (se puede mojar el bizcocho con almíbar pero muy poco, lo justo, el fondant no quiere demasiada humedad). La capa exterior que recubre el bizcocho y que sirve de "pegamento para el fondant" es una crema de mantequilla vegetal teñida de rosa (era el color que usamos para todas las tartas del curso, no combina nada con el rojo, pero no importa), y el fondant que usé era de la marca Regalice  y ya venía teñido de rojo (para colores fuertes es mejor usarlo ya teñido). Para acabar la tarta y que no se vea el corte inferior se cubre con una cinta que pegaremos con una gota de glasa real.

En mi opinión, este tipo de tartas típicas de la repostería americana tienen un tipo de cliente, que es muy distinto del que busca una repostería más europea.  No obstante, hay que conocer todas las técnicas y saber adaptarse, ya que no hay que olvidar que aunque cada uno tiene su estilo a la hora de hacer una tarta, lo que intentas es hacer algo que agrade a quien te lo pide.






 


4 comentarios:

  1. ARTISTA!!! Estoy de acuerdo con lo que dices sobre el fondant y su "excesivo dulzor" pero es que este tipo de tartas entran por los ojos.... que bonita te ha quedado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero la regalé enterita a un americano que sí la apreció :0)

      Eliminar
  2. Me encanta Mónica, me acabas de dar una idea para mi tarta de cumpleaños.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues qué bien. Lo de como van los lazos (si no lo sabes) te lo explico en un minuto.

      Eliminar