lunes, 28 de enero de 2013

Galletas pintadas sobre glasa (Paso a paso. Más o menos)




Hoy tenía pensado subir el post de la plancha de brazo de gitano, pero ha habido cambio de planes. En lugar de eso voy a poner las fotos de un trabajo que he hecho este fin de semana.

La profesora de mi hijo quería un detalle diferente para dar a todos los niños y adultos que iban a asistir al cumpleaños de su hija. En lugar de la consabida bolsa de "chuches" me comentó que quería unas galletas. Le propuse unas galletas recubiertas de glasa, pero pintadas. Y me dió el Ok.

En principio iban a ser 30 galletas, luego pasamos a 40 y la última petición fueron 50. A partir de ese momento le dije que  si iba a seguir añadiendo galletas cada vez que me veía,  me iba a esconder de ella. 
50 fue el número final.

Para pintar galletas debemos glasearlas primero. En ese caso teñí la glasa con una gota de colorante en pasta color marfil.  Con el método que hayamos escogido (clara de huevo pasteurizada, albúmina deshidratada o los preparados a los que sólo hay que añadir un poquito de agua) glasearemos la galleta y dejaremos secar. Preferiblemente toda la noche.

Al día siguiente, comenzaremos con la pintura...

Necesitaremos

Rotulador de tinta comestible (yo use el negro pero existen muchos colores)
Una paleta (o similar)
Colorantes en pasta
Unas gotas de vodka
Pinceles de acuarela


La idea para hacer las galletas así la saqué de esta web Rollingpinproductions. La usé para hacer unos encargos navideños y en esta ocasión me parecía que este tipo de galleta decorada, más desenfadada, iba muy bien con la personalidad de la clienta.

Comenzamos dibujando la cara de la galleta. Cuando no se tiene una gran técnica (es mi caso) mejor hacer las cosas lo más simple posible


Parte de las 50 galletas

A continuación, preparamos los colores. Se puede usar una huevera de plástico, tarritos de cristal, cualquier recipiente que tengamos a mano, pero encontré esta paleta en una tienda de manualidades y el precio era muy económico, así que me la llevé. 

Pondremos una gota o dos de colorante en pasta y (no sé  si se aprecia) unas gotas de vodka en el otro compartimento para diluir el colorante. Hay quien usa agua, ron blanco...el alcohol seca antes que el agua y si tenemos en cuenta la cantidad ínfima que se usa (con dos gotas decoramos varias galletas) podemos usarlo tranquilamente sin tener miedo de intoxicar a ningún niño.



Comenzamos a pintar. De nuevo, si no somos grandes dibujantes, cuanto más esquemático y simple mejor.



Continuamos con los detalles, como pelo brazos y piernas...Detalles importantes.




Por último añadimos un poco de color a las mejillas. En este caso no usé colorante en pasta sino el tono Pink Candy de Rainbow Dust






El resultado final. Simple y sencillo pero muy alegre.



Las mamás siempre quieren guardarlas de recuerdo, pero los niños son implacables y se las comen nada más recibirlas. ¡Bien hecho! Que están muy buenas.



12 comentarios:

  1. Sin palabras... Podría comerlas todas de una sentada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Qué rápida eres!! Lo acabo de colgar...

      Esto de que estés tan lejos...tengo que encontrar la manera de poder enviarte unas galletas una día de éstos ja, ja...

      Eliminar
  2. Sin palabras... Podría comerlas todas de una sentada

    ResponderEliminar
  3. Muy subconsciente sigue pensando lo mismo XD

    ResponderEliminar
  4. Ohhhh qué bonitas!!!! Me encantan, son tan delicadas y divertidas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te gusten. Ya sabes que el paso a paso lo he hecho porque tu me lo pediste :0)

      Eliminar
  5. Estas hecha una artista. Seguro que triunfaron.
    Ana.

    ResponderEliminar
  6. Pero que bonitas, alegres y muy muy elegantes.... Que pena no poderles "hincar el diente". Ya sabes que si encuentras una buena emmpresa de reparto yo te hago un encargo (vaya me ha salido un pareado)

    ResponderEliminar
  7. Que bonitas son estas galletas! me han encantado, son ideales. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viniendo de una artista como tú, tu comentario me hace inmensamente feliz. Muchas gracias.

      Eliminar