viernes, 22 de febrero de 2013

Palomitas caseras






Dicen que este fin de semana va a hacer muuucho frío, así que la opción de encerrarse en casa y ver una película  se impone.

No soy amante de las palomitas en el cine. Lo era cuando era una niña (Aquellos años 70-80 en que era normal llevarte el bocata para merendar...y si tus padres te compraban palomitas te daban una bolsita de plástico, tamaño normal y no un barreño como ahora ) Cuando fui creciendo e interesándome poro otro tipo de cine más intimista me  convertí en  una de esas maniáticas que no soporta los ruidos de gente hablando, contestando el móvil (¡el colmo!) o comiendo en el cine (rebuscando en el fondo del barreño palomitero, estrujando la bolsa de patatas chips, desenvolviendo caramelos con tres capas de envoltorio...) Admito que puedo comer palomitas si es una peli de acción -tipo Jungla de Cristal- donde el diálogo no es lo que más importa,  pero en general, me gusta ver las películas sin ruidos.

En casa es otra cosa. En el salón de tu casa se supone que  haces cosas que no harías en un cine (aunque hay quién no distingue muy bien los conceptos de intimidad del hogar/espacio público). Parapetarse en el sofá con calcetines de lana, mantitas, bebidas .Si hay niños, las películas (normalmente de dibujos) se acompañan  mejor con unas palomitas.

Una vez se me ocurrió abrir un paquete  para hacer palomitas (de ésos que se hacen en el microondas). Ese día decidí que  compraría bolsas de maíz en grano y que las palomitas se harían en una cazuela, con aceite de girasol.

Puede parecer una tontería hacer un post sobre cómo hacer unas palomitas caseras...Tras semi-calcinar la primera bolsita de maíz pensando "eso-no-puede-ser-tan-difícil" ya no lo creí tan innecesario. Es fácil y rápido, pero hay que saber un par de cosas.

Ingredientes
Bolsa de maíz en grano  (suelen ser de 250 gr) 
aceite de girasol
sal o azúcar al gusto

Mejor usar una cazuela honda que una sartén (aunque ambas sirven). Ponemos el aceite a calentar a fuego moderado- fuerte (que cubra bien el fondo de la cazuela, sin miedo) Cuando esté caliente, bajamos un poco la temperatura y echamos la mitad del paquete, que cubra el fondo sin amontonar unas sobre otras. Tapamos (si tenemos tapa de cristal es un espectáculo para los niños) y esperamos, en un minuto o dos empezarán a explotar los granos de maíz.

Retiramos, añadimos aceite si se ha consumido mucho y repetimos procedimiento con el resto de la bolsa.

Una vez hechas, las pondremos en un bol con sal o azúcar al gusto.

Rápido y  más saludable que comprar los paquetes para microondas. Si no me créeis abrid uno. 





6 comentarios:

  1. Por fin un plato español! Aunque yo las palomitas las prefiero mensajeras...
    Mensajeras?
    Pues no, no te ensajero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tan español como los sobres, las no-dimisiones, los "presuntamente", el fraude fiscal, los enchufes y el nepotismo. Súper español todo.

      Eliminar
  2. Si hasta palomitas nos enseñas a hacer.... Lo dicho una joya... Espero que con tus consejos nosotros no nos "carguemos" la primera bolsa.
    Mêrci.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que no. A mi me pasó por listilla ja, ja...

      Eliminar
  3. Ya he comprado dos bolsitas, espero que no terminen con "estilo afro"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que te saldrán bien. Con el arte que tu tienes...

      Eliminar