miércoles, 5 de junio de 2013

Pasta con hortalizas y champiñones



Otra receta de pim pam pum. De la categoría ¿qué  hacer de comer en quince minutos que sepa bien y además sea saludable? Y además entra en el subgrupo de las tres B's (bueno, bonito y barato). Desde ya advierto de que no es apta para la mayoría de niños (muchos tropezones de verdura en trozos grandes. Para ellos tengo una receta con una salsa infalible de tomate, cebolla y berenjenas camufladas que no tiene rival. Próximamente...)

Para esta receta sólo necesitamos unas cuantas hortalizas. Según la wiki, las hortalizas  (vale la pena leer todo el enlace) son un conjunto de plantas cultivadas generalmente en huertas o regadíos, que se consumen como alimento, ya sea de forma cruda o preparada culinariamente, y que incluye las verduras y las legumbres verdes (las habas y los guisantes). Las hortalizas no incluyen las frutas ni los cereales. 

Esta ha sido mi comida de hoy, así que las proporciones son para una persona. De buen apetito.

Ingredientes
2 cebollas tiernas
2 tomates maduros
un puñado de champiñones (4 o 5)
unos cuantos espárragos verdes (unos 10)
unas hojas de espinacas crudas
Pasta (unos 60 gramos)

Ponemos el agua a hervir para cocer la pasta. Mientras, en una sartén grande ponemos un chorrito de aceite de oliva. Fuego bastante alto. Pelamos y cortamos las dos cebollas tiernas (en trozos no demasiado pequeños). Empezamos a saltear. A continuación añadimos los champiñones lavados y cortados a láminas. Cortamos los espárragos y añadimos también. Si vemos que el aceite se consume mucho añadimos un poco más, pero con moderación. Cortamos los tomates en rodajas y luego en varios trozos y añadimos. Por último agregaremos las hojas de espinacas. Salpimentamos. En seguida apagaremos el fuego.

Mientras, ya se habrá cocido la pasta. La cantidad recomendable para una persona que no sea deportista de alto nivel es de 60-70 gramos (en crudo).

Escurrimos la pasta y servimos en el plato. Añadimos entonces las hortalizas y los champiñones y unas gotas de aceite de oliva en crudo. Salpimentamos de nuevo y añadimos si queremos cualquier otra especia a nuestro gusto.

¿Se le puede añadir ajo a las verduras salteadas? Por supuestísimo. Si no eres Victoria Beckham lo vas a apreciar. Podemos substituir las cebollas por puerros. O añadir uno simplemente. U otro tipo de setas. 


Una receta sencilla y que a los amantes de la pasta y de las verduras les va a gustar mucho. Y admite multitud de variantes así que solo se trata de innovar y añadir lo que más nos guste.















4 comentarios:

  1. Tiene una pinta estupenda... Que rollo lo de cocinar al gusto de los peques y de los mayores. AGGGG!!!

    ResponderEliminar
  2. Rico rico! Me dan ganas de prepararlo hoy mismo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alejandra, se me pasó contestarte. Está rico y es sano. Pero me la hago para mi sola :0)

      Eliminar