viernes, 29 de noviembre de 2013

Tutorial - galletas de ositos de peluche





Estas galletas las hice para Olga, para el bautizo de su bebé, pero podemos adaptarlas a cualquier  situación, por ejemplo,  añadiendo una camiseta de rayas marineras si es verano o  algún detalle como una bufanda o un gorrito hivernal. Y ya tenemos galletas de regalo para Navidad.

La gracia de estas galletas es que una vez acabadas, podemos convertir la glasa lisa y perfecta de su superficie en una superficie más rugosa e irregular, para asemejarla más a  un osito de peluche.

Antes de empezar a decorar necesitaremos:

-Galletas horneadas al menos unas horas antes. Que estén completamente frías.
-Glasa lista, coloreada y preparada en las mangas (importante cubrir la boquilla con papel de cocina humedecido para que la glasa no se seque mientras vamos decorando)




Primero cubriremos el oso por completo. En este caso, como eran 60 galletas, cuando acababa con la última la primera estaba siempre  lo suficientemente seca, no para tocarla, pero  sí para seguir trabajando en ella con mucho cuidado. Si son pocas galletas las que estamos decorando, es recomedable dejar media hora entre cada etapa.  

1) Cubrimos el oso con el color deseado
2) Cubrimos  las patas con una segunda capa (para dar relieve). Cubrimos también el hocico haciendo una pequeña esfera.
3) Añadimos el detalle de color de las orejas y las patas






Llega la parte más delicada. El hocico. Para conseguir el color negro (o marrón muy oscuro) descubrí un truco de una blogger americana. Ahora no recuerdo dónde, creo que fue en el de Karen'scookies. De todos modos, además de  su blog, otros donde podéis encontrar inspiración y los mejores trucos para decorar galletas son los blogs de  Haniela's,   The sweet adventures of Sugarbelle, Swetopia, Lilaloa, Arty McGoo o la reina de la decoración de las galletas, Amber Spiegel.

En Castellano creo que uno de los mejores blogs sobre la decoración de  galletas es el de Mensaje en una galleta. Aunque mi favorita es Viva la Tarta.

En fin, que me voy del tema...estaba en el hocico.



Conseguir teñir la glasa de color negro requiere mucho, mucho, mucho colorante negro. Demasiado. El sabor se nota y el uso de tanto colorante a mi particularmente me disgusta. Una manera fácil de evitarlo es teñir la glasa con cacao en polvo (cacao puro) y complementar el color marrón que conseguiremos con un poco de colorante negro. Conseguiremos un color muy intenso.

4) Haremos un triángulo invertido en la nariz y antes de que se seque, con una aguja o un palillo fino (lo podéis ver en el video de Amber Spiegel que he enlazado más abajo) arrastraremos la glasa para hacer la boca. Fue mi divertido hacer el primer hocico. Cuando llegué al número 60 ya los hacía con los ojos cerrados.  

5) Haremos un punto para  los ojos con el mismo color marrón oscuro-negro.



Llegados a este punto podemos dejarlo así, hacer algún detalle decorativo más (un lazo, un babero, una bufanda) o aplicar la técnica* de Sweetambs para obtener un efecto  de "peluche". En su video podéis ver todo el proceso.

 *(mojaremos un pincel de cerdas de plástico, más rígidas que las de los pinceles tradicionales -se encuentran facilmente en las tiendas de artículos de repostería- en un cuenco con glasa e iremos aplicando glasa a golpecitos en toda la superficie que queramos "peluchizar"). En el video se ve muy bien cómo lo hace.

Ositos terminados. Un toque de polvos rosas comestibles para las mejillas y ya está.





No hay comentarios:

Publicar un comentario