miércoles, 19 de febrero de 2014

Crema de remolacha







Nunca había comprado remolacha cruda. Es de esos ingredientes que solo uso, y no siempre, en ensaladas, pero que solo me gusta a mi. Y tampoco demasiado. Lo normal. Que si hay, bien. Y si no, también.

Pero hace unos días compré remolacha fresca y pensé que podría hacer una crema.

He descubierto que tengo un amiga que es fan total de la remolacha, así que, Sandra, éste es tu plato. 

La receta es muy sencilla (una crema de verduras de lo más típico) pero el color de la crema me parece tan espectacular, que solo por eso ya merece la pena hacerla.


Ingredientes
2 puerros
1 cebolla grande
4 o 5 zanahorias
2 patatas medianas
1 manojo de remolacha (3 unidades)
Sal y aceite de oliva
Opcional: aceite de oliva y escamas de parmesano


En una olla ponemos un poco de aceite y empezamos a pochar la cebolla cortada en juliana y los puerros a rodajas.Fuego moderado. A continuación agregamos las zanahorias también cortadas, las patatas y la remolacha, cortada no muy grande, ya que le cuesta bastante cocerse  Rehogamos un minuto y añadimos el agua (que cubra un par de dedos). Es mejor no pasarnos con el agua cuando hacemos cremas de verduras para no tener que desperdiciar el caldo a la hora de triturarlo.  

Tras una media hora,pinchamos con el tenedor para comprobar que las verduras estén cocidas.

Trituramos y servimos en un bol con un hilo de aceite y unas escamas de parmesano.



No hay comentarios:

Publicar un comentario