sábado, 26 de abril de 2014

Decoraciones fáciles con chocolate







Yo no soy una experta en chocolate, así que para las referencias técnicas voy a enlazaros a páginas y vídeos que yo he consultado y que explican muy bien  cómo trabajar el chocolate.

No es un ingrediente complicado, pero sí debe respetarse una regla básica: el templado o atemperado. No basta con fundir chocolate, hacer dibujos y meterlo en la nevera para que enfríe. Nos puede servir para decorar una tarta sin mucha complicación. No conseguiremos un acabado perfectamente liso y brillante, pero dará el pego. Ahora bien, si queremos hacer bombones,por ejemplo, cuando el chocolate solidifique en la nevera no vamos  a conseguir sacarlo del molde. Ni con soplete.

Denikatessen nos explica  en su blog por qué se templa el chocolate, cuales son las temperaturas de fundido de los tres tipos de chocolate (negro, con leche y blanco) y cómo hacerlo. 

A mi me enseñaron a hacerlo de la manera clásica en la escuela Terra d'Escudella (vertiendo el chocolate fundido sobre la encimera y enfriándolo por contacto) pero yo me estreso muchísimo de esta manera. No puedo evitarlo. Lo de tirar el chocolate sobre  la encimera me puede. También hice -para vencer mi bloqueo con el tema-  unos talleres con   David Pallás cuando daba clases en el Espai Cuina del mercado de la Boquería. Inciso -Excelentísimo profesor y persona- Cuando lo ves templar el chocolate en la mesa, sin termómetro (ni falta que le hace) parece facilísimo. De hecho,  si templas una cantidad pequeña de chocolate (una o dos tabletas)  no es complicado, pero recuerdo un taller de monas de Pascua de chocolate que hice con él, a mi compañera y a mi nos tocó templar un barreño de chocolate de dos kilos o  más y bufff....acabamos de chocolate hasta las pestañas.

Creo que no estoy animando a nadie.  

Un día encontré en un video en YouTube de una australiana que explicaba de manera muy sencilla por qué había que templar el chocolate y cómo hacerlo en el microondas de manera muy sencilla. Éste es el vídeo. Esa mujer es Ann Reardon y su blog How to cook that es uno de mis favoritos. Su vídeo de cómo templar el chocolate marcó un antes y un después. Yo uso su método siempre.

Otros vídeos increíbles de Ann son, por ejemplo, cómo hacer un bol de chocolate con un bol de hielo  aquí, con un globo aquí . En fin, tiene un montón de vídeos que podéis ver y de los que aprender muchísimo sobre técnica.

El chocolate blanco es un poco más delicado de trabajar pero la ventaja es que podemos teñirlo de colores con colorante liposoluble. Hay dos tipos de colorantes, los hidrosolubles (solubles en agua) y los liposolubles (solubles en grasa).   Los podéis encontrar en cualquier tienda especializada de repostería. En Barcelona  los compro en Manenas.

Algunos ejemplos de chocolate blanco teñido:





En galletas (chocolate blanco teñido de rosa)





Sin teñir para el vestido




Cacao mezclado con glasa para conseguir el color marrón (si queda muy espeso rebajaremos con agua). Dos ventajas, no usamos colorante y sabe a chocolate.



En cupcakes decorando



Sobre una tarta en forma de virutas. Gigantes.




No me olvido de Julia Usher y sus vídeos. Pero quizás los reservaría  para cuando ya tenemos un poco más de dominio.

Espero que estos enlaces os sean de utilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario