martes, 20 de octubre de 2015

Galletas de avena





Hace casi tres meses que no actualizo el blog. Ni siquiera me despedí por vacaciones aunque necesitaba un descanso, eso está claro.

Hace poco un amiga mía puso en su Facebook una foto de perfil con la que me sentí muy identificada.

Era ésta





Tras esta brevísima pero más que elocuente explicación de mi ausencia, vamos con la receta de hoy.

La encontré buceando en el blog de Cocinando entre  Olivos. Muy, muy, muy recomendable. Soy muy fan. Merece  una y mil visitas.

Su receta y un tutorial paso a paso la encontráis aquí 

Yo doblé las cantidades y sustituí algún ingrediente (la esencia de avellana, por ejemplo, que no tengo en mi fondo de despensa).

Así quedó

Ingredientes

500 gramos de copos de avena*
200 gramos de harina blanca  integral
220 gr de azúcar moreno (sigue siendo mucho pero de momento no he probado con otros endulzantes naturales)
2 cucharaditas de canela (o al gusto)
1/2 sobrecito de impulsor
un pellizco de sal
4 huevos
300 gr de aceite de oliva virgen extra (AOVE)
dos cucharadatas de vainilla
Extra: ralladura de piel de naranja, nueces

*(Para quién se pregunte dónde encontrarlos, en ciertos supermercados valencianos tienen unas cajas de copos de avena a un precio más que competitivo que son las que suelo usar).

Precalentamos el horno a 180 grados (165 si usamos un horno de aire). Mezclamos en un bol los copos de avena, la harina el azúcar, la canela, la sal y el impulsor.

Por otro lado batimos los huevos y la vainilla con el aceite.

Si queremos añadir nueces a trocitos, ralladura de piel de limón o naranja, chips de chocolate, en fin lo que nos apetezca, es el momento (pasas no lo recomiendo porque se queman un poco con el horno y a mi particularemente no me gusta el sabor que toman).

Unimos los ingredientes líquidos con los sólidos y con las manos (podemos usar unos guantes finos de látex) formamos bolas de masa de unos 100 gramos. Las aplastamos sólo un poquito dándoles forma.

Colocamos en la bandeja y horneamos unos 12 minutos o hasta que veamos como los bordes se ponen dorados. Al sacar del horno dejamos reposar unos 5 minutos en la bandeja y a continuación traspasamos las galletas a una rejilla para que se enfríen.







Son imponentes y muy fáciles de hacer. No hace falta dejar reposar la masa en la nevera o utilizar un cortador. Con estas manitas...

Prometo no tardar tres meses más. Si al final es ponerse :0)


2 comentarios:

  1. Que buena pinta tienen, no tardare en hacerlas porque son para principiantes jaja. Muy bueno donde encontrar los copos de avena, no se pueden decir marcas como en la tele, jajjajaja. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Esta la hago seguro!!! Además no tengo que preguntar que como hacerlas con mi "odiado" horno de aire.
    Merci!

    ResponderEliminar